Evidencía científica de la Homeopatía

Evidencia científica de la Homeopatía

Las evidencias sobre la eficacia de la homeopatía cada vez son cada vez más difíciles de ignorar, ya que se sustentan en metodologías adecuadas y los investigadores tienen mayor interés en mostrar sus resultados a través de revistas especializadas. Toda esta información está disponible para médicos, comunidad científica y público en general, pero a menudo se ignora, no se difunde o no se explica adecuadamente.

A continuación, se presenta un pequeño resumen de la investigación clínica basado en una publicación de Dana Ullman, profesora de Salud pública de la Universidad de Berkeley y portavos en materia de medicina homeopática en Estados Unidos que reúne las investigaciones homeopáticas publicadas hasta el año 1995. El artículo puede descargarse de forma íntegra aquí.

Puede ampliarse la información con los estudios organizados hasta julio de 2016 en el siguiente enlace.

Actualmente pueden verse 5734 publicaciones de homeopatía indexadas en Pubmed de las cuales 293 corresponden a ensayos clínicos, lo que hace de la homeopatía una de las terapias complementarias más y mejor investigadas,

En 1991, tres profesores de medicina de los Países Bajos, ninguno de ellos homeópata, realizaron un metaanálisis de 25 años de estudios clínicos con medicamentos homeopáticos y publicaron sus resultados en el British Medical Journal1.

Este metaanálisis cubrió 107 ensayos controlados, de los cuales 81 mostraron que los medicamentos homeopáticos fueron efectivos, 24 mostraron que no fueron efectivos y 2 no fueron concluyentes.

Los profesores concluyeron: “La cantidad de resultados positivos fue una sorpresa para nosotros”. Específicamente, encontraron que:

  • 13 de 19 ensayos mostraron tratamiento exitoso de infecciones respiratorias.
  • 6 de 7 ensayos mostraron resultados positivos en el tratamiento de otras infecciones.
  • 5 de 7 ensayos mostraron una mejoría en las enfermedades del sistema digestivo.
  • 5 de 5 mostraron un tratamiento exitoso de la fiebre del heno.
  • 5 de 7 mostraron una recuperación más rápida después de la cirugía abdominal.
  • 4 de 6 promovieron la curación en el tratamiento de la enfermedad reumatológica.
  • 18 de 20 mostraron beneficios al abordar el dolor o el trauma.
  • 8 de 10 mostraron resultados positivos en el alivio de problemas mentales o psicológicos.
  • 13 de 15 mostraron beneficios de diagnósticos misceláneos.

A pesar del alto porcentaje de estudios que proporcionaron evidencia de éxito con la medicina homeopática, la mayoría de estos estudios fueron defectuosos de una manera u otra. Aun así, los investigadores encontraron 22 estudios de alto calibre, 15 de los cuales demostraron que los medicamentos homeopáticos eran efectivos. Se observó con mucho interés que 11 de los mejores 15 estudios mostraron la eficacia de estos medicamentos naturales, lo que sugiere que, cuanto mejor diseñados y realizados fueron los estudios, mayor era la probabilidad de que los medicamentos fueran efectivos.

Aunque las personas que no están familiarizadas con la investigación pueden sorprenderse al saber que la mayoría de los estudios sobre Homeopatía fueron defectuosos de una manera significativa u otra, es importante señalar que la investigación en medicina convencional ha tenido un porcentaje similar de estudios defectuosos durante los últimos 25 años.

Con este conocimiento, los investigadores del metaanálisis sobre Homeopatía concluyeron que “la evidencia presentada en esta revisión probablemente sería suficiente para establecer a la Homeopatía como un tratamiento regular para ciertas indicaciones”.

Existen diferentes tipos de investigación clínica homeopática, algunas de las cuales brindan individualización de los remedios —que es el sello distintivo de la metodología homeopática—; otras ofrecen un remedio comúnmente recetado a todas las personas con una dolencia similar, y unas más dan una combinación de medicamentos homeopáticos a personas con una afección similar. Si bien es posible realizar una buena investigación utilizando cualquiera de estos métodos, hay ciertos problemas que los investigadores deben conocer y tener en cuenta para obtener los resultados más objetivos.

Por ejemplo, si un estudio no individualiza un medicamento homeopático para personas que padecen una dolencia específica y sus resultados muestran que no hubo diferencia entre los que recibieron este remedio y los que recibieron un placebo, el estudio no refuta a la Homeopatía, simplemente demuestra que este único remedio no es eficaz en el tratamiento de cada persona que padece esa dolencia, pues cada participante puede tener un patrón único de síntomas que requiere una receta individual.

Al describir los detalles de los siguientes estudios que usan medicamentos homeopáticos, se ha diferenciado entre los estudios que permitieron la individualización de los medicamentos y los que no.

Colaborar con la Fundación de Terapias Naturales
DEFENDER NUESTRO FUTURO ES DECISIVO