Entrevista a Mar García para la revista en Mi Herbolario

Entrevista a Mar García para la revista en Mi Herbolario

La Fundación de Terapias Naturales, que agrupa al 90% del sector de la salud natural, nace con la vocación de defender a los profesionales de dichas terapias en España y difundir la evidencia científica de los tratamientos, ¿podría contarnos cómo se gestó esta asociación?

Las denigrantes campañas de descrédito que venimos soportando, así como la pretensión del Gobierno de erradicar las Terapias Naturales de nuestras opciones de salud y perseguir a los profesionales parasanitarios y sanitarios que las usen, han conseguido aunar al sector. Ante esta situación de indefensión, se pone de manifiesto la necesidad de crear un órgano ejecutivo que promueva un uso seguro y eficaz de las Terapias Naturales y las medicinas tradicionales y complementarias, y lance un mensaje común a favor de un reconocimiento acorde con los estándares europeos y las directrices de la Organización Mundial de la Salud.

El pasado día 7 de marzo, representantes de la FTN, junto a otras organizaciones del sector, se reunieron con Faustino Blanco, Secretario General de Sanidad y Consumo y otros responsables del ministerio de Sanidad, ¿cómo fue la reunión?

Lo cierto es que, en estos momentos, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social no tiene ninguna intención de regular el sector, hecho que protegería al consumidor de las Terapias Naturales, pero esto no parece estar en el plan del actual gobierno.

Durante la reunión, nos trasladaron que su intención es simplemente informar al usuario y distinguir lo que es terapia con evidencia y, por tanto, sanitaria, de la que no tiene evidencia y, por tanto, no es sanitaria, dejando en la más absoluta incertidumbre lo que pasaría con los profesionales no sanitarios (cercanos a los 60.000), habida cuenta de que en su Plan no está la regulación de la profesión y tan sólo el establecimiento de la barrera entre lo que es sanitario y lo que no lo es.

Asimismo, han iniciado recientemente una ronda de contactos con los diferentes partidos políticos para abogar por un proceso de regulación de las Terapias Naturales, ¿qué tal va?, ¿han encontrado sensibilidad al respecto en las distintas formaciones políticas?

Efectivamente, en los meses de abril y mayo los electores españoles tienen la posibilidad de decidir cuál va a ser el partido político que represente a la ciudadanía en España y Europa. Estamos en el debate político para asegurar que se respetan los intereses de los pacientes, para promover la regulación de las Terapias Naturales y de los profesionales que las practican. Para ello, desde la FTN exigimos el compromiso de los partidos políticos, y estamos realizando un seguimiento y una crítica constructiva para la incorporación de nuestras exigencias en los programas electorales.

Aconsejaremos el voto únicamente a los partidos políticos favorables al reconocimiento y regulación de las medicinas y Terapias Naturales.

¿Por qué creen que está costando tanto regular el sector de las Terapias Naturales y medicinas complementarias en nuestro país?

En España, a pesar de que diferentes partidos políticos han incluido la regulación de las Terapias Naturales en sus programas electorales, e incluso después de haber gobernado algunos de ellos, la regulación aún no se ha producido.

En el documento de trabajo “Análisis de situación de las Terapias Naturales” elaborado hace más de 8 años por el grupo de Terapias Naturales del entonces Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, se explicitaba que la heterogeneidad de las Terapias Naturales dificultaba delimitar su alcance, pero sin entrar a evaluar, más allá de en qué tipo de centros se imparten enseñanzas al respecto, el tipo de estudios, los programas formativos, la duración de los estudios, etc.

El análisis individualizado de cada una de las Terapias Naturales, con un grado de profundidad adecuado, daría una respuesta más certera a las consideraciones a tener en cuenta ante su regulación.

Es ahí donde la Fundación Terapias Naturales, junto con sus observatorios, jugará un papel frente a las autoridades correspondientes, aportando el conocimiento, el análisis y los recursos necesarios, y convirtiéndose en el interlocutor adecuado para la regulación de las Terapias Naturales, de los profesionales que las practican y de la formación requerida.

Háblenos de la iniciativa de comunicación #PacienteLibre.

Dentro del contexto originado por el Gobierno español, la Fundación Terapias Naturales lanzó en enero la iniciativa #PacienteLibre. Esta iniciativa quiere dar voz a la ciudadanía, para que pueda expresar su voluntad de mantener el derecho a la libre elección terapéutica. La declaración se presentó a través de 8 campañas de recogida de firmas, del 3 al 15 de enero, durante los cuales se recolectaron más de 60.000 adhesiones.

Miles de pacientes y profesionales, defensores de la libertad de elección terapéutica, están reaccionando y diciendo NO a las presiones injustificadas del Gobierno y sumándose a la Fundación Terapias Naturales. Los pacientes quieren libertad, pero también quieren a profesionales que les puedan escuchar y acompañar. Quieren honestidad, apertura y salud. Los derechos del paciente están en peligro y desde la Fundación Terapias Naturales seguiremos preparando y lanzando campañas en su defensa.

Usted es Diplomada en Enfermería y Puericultura, ¿cuándo y cómo llegó a las Terapias Naturales?

Pues hace más de 25 años. Entonces desarrollaba mi actividad profesional en el ámbito público y privado de la Sanidad, y compatibilizaba mis estudios en distintas disciplinas de las terapias manuales, hasta obtener el Titulado Superior en T.N. especialidad Osteopatía por el R.C.U. Poco a poco me fui apasionando, hasta derivar mi ejercicio profesional al ámbito de la salud natural.

A la vez, con un profundo apoyo y respeto hacia el asociacionismo, he venido desempeñando altos cargos de representación y gestión en Entidades No Lucrativas del Sector desde 1995.

Han organizado un congreso para el próximo mes de mayo en Peñíscola, bajo el lema "Evidencia Científica y Regulación de las Terapias Naturales", ¿podría contarnos los objetivos de este evento?

Hemos basado el congreso en la evidencia científica y regulación de las Terapias Naturales, como respuesta al ataque que estas disciplinas están sufriendo por parte del Gobierno y otras entidades. Durante las jornadas, ponentes de primer nivel demostrarán que las distintas Terapias Naturales, como la Acupuntura, la Medicina Tradicional China, la Naturopatía o la Osteopatía, entre otras, sí cuentan con evidencias científicas y clínicas, y, por tanto, deben ser reguladas y no prohibidas.

En lo que respecta las acciones legales que están llevando a cabo, ¿cómo van? Recientemente la fiscalía ha admitido a trámite su denuncia contra la APETP (Asociación para Proteger al Enfermo de las Terapias Pseudocientíficas).

La Fiscalía, tras incoar Diligencias de Investigación Penal y nombrar Fiscal instructor, ha comunicado que, efectivamente, los hechos pueden ser constitutivos de los delitos denunciados, por lo que ha remitido la denuncia al Juzgado de Instrucción correspondiente para depurar las responsabilidades penales derivadas.

Por otra parte, el pasado 1 de abril la Fundación Terapias Naturales ha denunciado a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y al ministro de Ciencia, Pedro Duque, por malversación de caudales públicos, al dilapidar más de un millón de euros en una campaña de comunicación hecha con dinero público, que además transmite la idea de que las Terapias Naturales son actividades de estafa o de engaño.

A su vez, se ha interpuesto un recurso de reposición ante la Comisión de Publicidad y Comunicación Institucional, que pertenece al Ministerio de Presidencia, para solicitar el cese inmediato de la campaña de comunicación del ministerio de Sanidad y Ciencia.

Además del seguimiento de estas acciones, estamos pendientes de respuesta a su solicitud a la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del SNS, del Ministerio de Sanidad, por la que se solicita se dicte resolución acordando acceso y copia a los expedientes e información.

En pleno debate sobre la validez científica de las terapias complementarias, ¿qué diferencia habría entre el principio de incertidumbre científica y la evidencia científica?

No es científico decir que la ciencia es incuestionable. El método científico es justo lo contrario. El principio que mueve a la ciencia no es la certeza sino la incertidumbre.

El plan orquestado por la APETP (Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas) y seguido por el Gobierno que, de manera inaudita los considera “sus asesores” en esta materia, propone una medicina exclusiva y excluyente, basada en la evidencia científica, incompatible con el principio de incertidumbre científica y el de discrepancia científica. En definitiva, una sanidad imperativa y totalitaria, contraria al principio de autonomía del paciente y del consentimiento informado. El plan desconoce la esencia de la práctica clínica y del ejercicio profesional sanitario, así como los derechos más elementales de consumidores y pacientes.

¿Cuál es la situación en los países de nuestro entorno?

Existen numerosos países en los que las Terapias Naturales están reguladas y reconocidas como profesiones sanitarias (Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Alemania, Portugal, Chile, China, Canadá, etc.)

El actual proyecto de redacción del ICD-11 (Clasificación Internacional de Enfermedades), consensuado recientemente (febrero 2019) en sede de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra, incluye un apartado sobre medicina tradicional y complementaria. En la actualidad, el 70% del gasto en sanidad es reembolsado en base a la información proporcionada por el ICD. Esta decisión de la OMS ayudará a la divulgación de las Terapias Naturales.

La inclusión de las terapias en la ICD-11 es una herramienta muy importante para los proveedores de atención de salud, ya que sitúa a la Terapias Naturales como un producto permitido para las aseguradoras. La acción de la OMS con respecto a las Terapias Naturales tendrá un impacto significativo en todo el mundo.

Calificando de pseudociencias a las Terapias Naturales, no solo se demuestra una verdadera falta de conocimiento, sino que se escoge un camino equivocado y opuesto a cómo se están regulando en el ámbito internacional.