Los ministros de Sanidad y Ciencia acorralados y denunciados por la FTN por presunta malversación y abuso de autoridad

Los ministros de Sanidad y Ciencia acorralados y denunciados por la FTN por presunta malversación y abuso de autoridad La Fundación Terapias Naturales ha denunciado a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y al ministro de Ciencia, Pedro Duque, por dilapidar más de un millón de euros en una campaña de comunicación hecha con dinero público que incita a la violencia contra los profesionales de las terapias naturales.

Desde la Fundación Terapias Naturales ya informamos el pasado 21 de marzo que la Fiscalía había admitido a trámite la denuncia interpuesta contra la APETP (Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas) asesores de los ministros de Sanidad y Ciencia. Ahora el Fiscal ha confirmado que hay hechos que pueden constituir delito y remite la denuncia al Juzgado de Instrucción correspondiente para que inicie el procedimiento penal.

Dado que los ministros de Sanidad y Ciencia no han cesado la campaña de insulto y descrédito de los profesionales del sector de las terapias naturales la FTN ha presentado denuncia contra los dos ministros referidos y contra todas aquellas personas que, a resultas de las diligencias e investigaciones que se realicen, sean responsables de una mala gestión de los recursos públicos para la campaña citada.

También desde la Fundación se ha interpuesto recurso de reposición ante la Comisión de publicidad y comunicación institucional, que pertenece al Ministerio de Presidencia, para solicitar el cese inmediato de la campaña de comunicación de Sanidad y Ciencia.

Estas acciones legales van encaminadas a defender los derechos de los profesionales de las terapias tradicionales y complementarias, atacados de manera sistemática por el Gobierno y las organizaciones que le asesoran.

Según el abogado de la Fundación, Luis de Miguel, estas acciones legales “suponen un duro golpe a los ministros de Ciencia y Sanidad”.

Con esta campaña de comunicación con la que los profesionales de las terapias naturales son objeto de difamación continua en los medios de comunicación mediante el abuso de los términos “pseudociencias” y “pseudoterapias” , la administración pública ha dedicado la cuantía de 1.100.000€.

Dichos términos no vienen incluidos en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, ni existe consenso jurídico, técnico, médico ni científico sobre el sentido y contenido de dichos neologismos. No obstante, se están empleando para denostar, denigrar y difamar a distintos profesionales de una manera arbitraria e injusta.

Las campañas de publicidad o comunicación institucional que hacen las administraciones no han de incluir mensajes discriminatorios o contrarios a los principios, valores y derechos constitucionales. Ni que inciten, de manera directa o indirecta, a la violencia o a comportamientos contrarios al ordenamiento jurídico. Como recoge el texto de la denuncia: “Es evidente que no cabe veracidad en la exposición de contenidos que por una parte emplean términos ambiguos e indefinidos y por otra parte no cuentan con la participación de los agentes afectados -profesionales de terapias no convencionales y consumidores de terapias no convencionales-”.

La FTN considera que estos mensajes del Gobierno incitan a la violencia contra quienes practican terapias naturales, puesto que se vienen transmitiendo la idea de que se trata de actividades de estafa y de engaño que pueden conducir a la muerte.

La ejecución del Plan de comunicación de los ministros denunciados presenta los caracteres propios de una malversación de caudales públicos entendida como deslealtad del funcionario en la gestión de bienes públicos, apartándolos o desviándolos de su destino, esto es, las campañas de publicidad institucional deben estar justificadas y deben ser proporcionales a los fines que se buscan. Pero en este caso no se ha justificado ni la necesidad de la campaña ni la intensidad o cuantía de la misma.

Comentarios


Comentar